All Posts in

14 octubre, 2014 - No Comments!

Artur Mas y Rajoy, dos maneras de entender la comunicación.

En comunicación hay formas y formas.

Por un lado están aquellos políticos a los que contar, explicar su proyecto y su visión de las cosas, no sólo les parece justo sino que además disfrutan haciéndolo, y por otro lado están aquellos a los que la comunicación con la ciudadanía les resulta un mal innecesario fácilmente sustituible por las señales de humo, y que entienda el que sepa entender.

Entre estos últimos la figura de Mariano Rajoy destaca por encima de todas.

Rajoy tiene un plan secreto, y digo secreto porque no lo cuenta. Sabemos que ese plan algo tiene que ver con salir de la crisis, pero en ninguna ocasión desde que es Presidente de Gobierno ha dicho cómo lo piensa hacer, ni explica lo que hace, ni muestra a dónde quiere llegar, ya que sus apariciones en tele de plasma y la limitación a tres preguntas pactadas en las escasas ruedas de prensa pocas cosas nos aclaran.

Cuando obviamos referirnos a lo que queremos conseguir y a lo que hacemos para lograrlo, a los ciudadanos no les queda más remedio que enterarse viviendo en primera persona los efectos de las decisiones de Gobierno, en este caso la devaluación del país. Actitud que genera desconfianza y desafección hacia la política, germen del nacimiento de los Podemos, los Ganemos y los ‘Queremos’.

En contraposición a este tipo de gobernantes, están los que llamamos hipercomunicadores, como es el caso de Artur Mas.

Mas tiene un proyecto claro, con el que ustedes pueden o no estar de acuerdo, pero lo tiene y lo cuenta, y lo hace no sólo porque le interese que la Consulta esté en boca de todos, sino porque se siente cómodo ocupando el centro del tablero de juego, requisito desde mi punto de vista indispensable si eres el responsable de tomar las decisiones que nos afectan a todos. Prueba de ello son sus ya conocidas apariciones en programas prime time, sus múltiples apariciones públicas y sus decenas de ruedas de prensa con un número de preguntas ilimitadas, como la de hoy, en la que ha respondido a la prensa durante más de dos horas.

A fuerza de contar su visión sobre la independencia de Cataluña ha conseguido magnificar el sentimiento nacionalista y ocupar la agenda política nacional.

Para gobernar lo primero que se necesita es tener un proyecto, y cuando se tiene un proyecto se comunica, se cuenta, se argumenta y se defiende, en base a eso los ciudadanos votan; y señores, eso en algunos lugares se llama democracia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies