All Posts in

18 diciembre, 2014 - 5 comments

Innovando las campañas electorales con Canvas

Hace ya unos cuantos meses, cuando comenzamos a pensar en poner en marcha Redlines, la pregunta fundamental a la que queríamos responder era: ¿Qué valor diferencial podemos aportar a un sector como el de la consultoría política e institucional?

Sin duda la  experiencia del equipo directivo en estas lides era un punto a favor, pero no  suficiente en un mercado tremendamente competitivo, y tras unas cuantas semanas emborronando documentos compartidos con ideas, diagramas y unos cuantos DAFOs, hubo cinco ideas que surgieron de ese magma:  Redlines tenía que aportar a sus clientes cinco elementos: Innovación, creatividad, planificación, metodologías ágiles y procedimientos trazables. Y todo eso en un sector hasta ahora básicamente artesanal.

Una campaña electoral, a pesar de que a los cursis les guste hablar de estrategia, reside básicamente en un plan, un plan que  casi tiene que caber en un folio. Un plan que tiene que responder a una idea sencilla: "¿Cual es la razón que va a llevar a un ciudadano a levantarse de la cama el domingo e ir al colegio electoral a depositar su voto?", es decir, ejecutar una acción concreta en un momento acotado en el tiempo.

Nuestra experiencia previa nos decía que pocas cosas existen más caóticas que una campaña electoral, un castillo de naipes de complejos equilibrios en el que siempre resulta complicado alinear sensibilidades, visiones e intereses, y apostamos por innovar desde el minuto uno aplicando una metodologia que nos permitiese tener una visión global de la campaña, sus procesos, targets,  objetivos, flujos de información y resultados previstos.

Y ahí entra Canvas, un sistema dimensionamiento y planificación estratégica de negocios digitales diseñado por Alex Osterwalder  y que ha servido como modelo a muchas  start-up de éxito y con el que hemos trabajado en diversos ámbitos.

Como describe Angel Mindondo, Canvas describe los fundamentos mediante los cuales una organización realiza elecciones estratégicas para la creación, captura y distribución de valor, a través de la entrega de productos y/o servicios a sus clientes, obteniendo una rentabilidad, tanto para la propia organización como para la sociedad donde opera. Algo, como ven, bastante similar a una campaña electoral, con las siguientes virtualidades:

- Establece qué valor se entrega a los ciudadanos y qué valor puede generar con ese intercambio.

- Identifica las principales variables que pueden sostener el éxito  y analiza la coherencia que existe entre ellas.

- Integra las principales elecciones y consecuencias que condicionan la estrategia  con interdependencia de variables

- Impulsa las ventajas competitivas del candidato  con formatos más difíciles de copiar por la competencia

- Ayuda a construir un lenguaje común para entender la campaña, realizar análisis de la competencia y afrontar la innovación

Pues bien, con unos ligeros cambios metodológicos y de enfoque, este es el método, dividido en nueve bloques, con el que estamos ayudando a nuestros clientes en el kick-off de su campaña electoral, y que tras unas semanas de trabajo nos permite observar de un solo vistazo buena parte de ese primer plan que define una campaña electoral.

Celecciones