All Posts in

18 abril, 2016 - 1 comment.

Instagram y el lado humano de los políticos

Instagram ha entrado definitivamente en política. Su uso habitual en campaña por parte de los candidatos a las primarias para las presidenciales de Estados Unidos así lo certifica. Con cerca de 100 millones de usuarios solo en ese país no es una red social para despreciar. Y los políticos estadounidenses, como era de esperar, no lo han hecho.

En comunicación política —aunque existen otros referentes de interés— siempre se tiene un ojo puesto en lo que en la primera democracia del mundo se hace, algo que juega a favor de Instagram para terminar de instalarse como una herramienta de primer orden en las campañas políticas en otros países. Pero hasta el momento, por lo que parece, no es una red prioritaria para nuestros líderes occidentales:

Most-effective-10

El ranking que muestra la imagen procede de un estudio de Burson-Marsteller, “World Leaders on Instagram”, publicado en febrero de este año. Como se puede apreciar, salvo el indiscutible número uno de Obama, no aparece ningún líder occidental en ese Top 10 de eficacia en Instagram (interacciones por post, effectiveness en los datos del estudio y habitualmente definido como engagement). Para descubrir a los líderes con los que más interaccionan sus seguidores hay que mirar hacia el oriente. Y para encontrar a nuestro presidente en funciones, Mariano Rajoy, hay que bajar en el ranking a las posiciones 43 en cuanto a eficacia, 93 respecto al número de posts y 56 si medimos el numero de seguidores.

Esto no significa que en occidente, y en particular en España, los políticos no usen Instagram. Entre los españoles, los hay con cierta afición a subir fotos a esa red. Y un estudio de Cool Tabs sobre el uso de Instagram por parte de los partidos políticos durante el mes previo a la pasada cita electoral del 20 de diciembre, revela que durante la campaña electoral las cuentas de los partidos crecieron en número de publicaciones y seguidores.

instagram-partidos

Pero, ¿qué es lo que publican nuestros políticos en Instagram? Pues, por lo general, imágenes que hagan ver al resto de los mortales que ellos también son seres humanos: instantáneas de circunspecta soledad, estampas con sus adorables mascotas, selfies con la gente de la calle… Y sí, también momentos de trabajo, en reuniones, intervenciones parlamentarias, apariciones en los medios… Pero estos últimos mostrando siempre el lado amable del personaje. En resumen: dedicación, sonrisas y abrazos por doquier.

Tampoco son en eso particulares nuestros políticos. El mismo estudio de Burson-Marsteller explica cómo la práctica de dulcificar la imagen de los políticos en Instagram es algo común: “Many politicians take to Instagram during election campaigns and use the network generally to show a lighter side of their personality”. Pero no todo son solo sonrisas y buenas maneras. Los que más saben de esto –en Estados Unidos, por supuesto y por ejemplo– ya diseñan estrategias específicas para Instagram e incluso han comenzado a utilizar esa red para la pelea con sus adversarios –con Donald Trump como pionero, cómo no.

Conviene, pues, observar lo que ya están haciendo esos que saben y se toman en serio esa red. Y, en cualquier caso, siguiendo el consejo de Epolitics, tener siempre en cuenta las tres claves para una buena campaña en Instagram: Comunidad, Simplicidad, Creatividad.

Porque Instagram es ya, en comunicación política, algo más que una simple galería de humanas sonrisas.

 

18 septiembre, 2015 - No Comments!

Instituciones, smartphones y participación ciudadana

En un post en Freedom To Tinker, "Voting Every Day: Smartphones, Civil Rights and Civic Participation", Jeffrey Tignor expone tres ejemplos del uso del smartphone por parte de la sociedad civil para participar en política e influir en las decisiones de los gobiernos:

Desgrana Tignor con estos ejemplos la participación ciudadana en política poniendo de relieve tres vías para su concreción: el activismo, la presión y la colaboración. Para todas ellas existen hoy herramientas digitales que se pueden usar a través de los smartphones, desde las polivalentes redes sociales y los servicios de peticiones online como Change.org hasta aplicaciones creadas ex profeso para fines concretos. Más adelante nos ocuparemos aquí, con toda seguridad, de estas aplicaciones, pero de momento citamos algunas de ellas solo como ejemplo: Appgree o GOV para la participación y ZenCity, Mejora Tu Ciudad y otras muchas más aplicaciones para la interacción de los vecinos con los gobiernos locales.

Lo que tienen en común la mayoría de estas aplicaciones es que han sido ideadas y desarrolladas por particulares antes de ser adoptadas, en algunos casos, por gobiernos e instituciones. Pero lo que aquí nos interesa hoy es el proceso inverso, las iniciativas de las instituciones para acercarse a los ciudadanos fomentando su participación y habilitándola a través de aplicaciones para smartphones.

Revisando esas iniciativas en el territorio español observamos que, si bien crece el interés de las instituciones por acercarse a la ciudadanía, la mayoría de proyectos se encuentran en lo que podríamos calificar como primera fase de ese acercamiento. Muchos municipios definen como participación el simple hecho de informar a sus ciudadanos o en el mejor de los casos –lo que por otra parte está muy bien– abrir sus datos para que puedan ser consultados. Otros gobiernos locales van un paso más allá, permitiendo el reporte de incidencias y hasta el envío de sugerencias. Pero son los menos los que avanzan de verdad en el terreno de la participación, habilitando canales para que la ciudadanía pueda participar de forma activa en la toma de decisiones.

Un ejemplo de esto último es la sección de Participación del proyecto de gobierno abierto GO>BCN del Ayuntamiento de Barcelona, con aplicación móvil incluida. Se dice en este portal que la ciudad de Barcelona abre su Gobierno, y que lo hace "con intención de transparencia, pero también de buscar la colaboración e implicación ciudadana". Y a este fin parece responder la aplicación desarrollada que, según se afirma y entre otras cosas, "permite conocer los procesos participativos abiertos por el Ayuntamiento y tomar parte en ellos, seguir en directo y participar en los plenarios municipales a través de Twitter y evaluar las intervenciones hechas en este, e incluso tener una relación directa con los concejales y las concejalas".

¿Hay que llevar la participación a los límites del cogobierno con los ciudadanos o basta con dejar a éstos opinar sobre los asuntos municipales y reportar incidencias? Y en ambos casos, ¿deben los gobiernos tomar la iniciativa en la creación de aplicaciones móviles para la participación de sus ciudadanos?

Este post es poco más que un apunte, el tema de la participación da –y dará– para mucho más –y regresaremos a él en este blog. Pero mientras tanto podéis opinar sobre las cuestiones antes planteadas y/o compartir las iniciativas que vuestro ayuntamiento haya emprendido en este ámbito en los comentarios a este post.

 

8 junio, 2015 - No Comments!

Gobernauta: perfil de los gobernantes latinoamericanos en redes sociales

"Nos encontramos en los comienzos de la Era de la Colaboración", se explica en la presentación del estudio "El Gobernauta Latinoamericano", un exhaustivo análisis de la presencia en las redes sociales de los gobernantes latinoamericanos.

En esta nueva Era de la Colaboración –continúa la presentación– "el modelo de creación de valor se sustenta en la colaboración masiva entre iguales, en redes globales basadas en la confianza, la transparencia y el valor añadido que aportan las personas trabajando juntas". Y a partir de ahí –concluyen– "debemos construir los nuevos escenarios", para así "poder construir una nueva realidad institucional".

Como este estudio reconoce, los gobernantes saben ya que deben aprovechar el potencial que ofrecen las redes sociales y el análisis de datos. Pero no todos los gobiernos han sabido adaptarse a esta nueva realidad con la misma premura, y en los que el cambio fue temprano ya se impone un nuevo perfil de gobernante que deberá ir floreciendo en aquellos que recién inician el camino de la adaptación.

Son, como el estudio los denomina, los "gobernautas", líderes políticos capaces de promover la necesaria transformación de la administración pública y dispuestos a incorporar a la función pública una serie de nuevos valores: "transparencia, confianza, humildad, volatilidad y voluntad para co-crear nuevos caminos junto a la gente".

Para el estudio, dirigido por Mario Riorda (@marioriorda) y elaborado con la herramienta de escucha activa Cosmos, se han analizado 318 cuentas de Twitter, 87 cuentas de Facebook, 74.287 tuits y 15.001 posts de Facebook de entre 61 ciudades de América Latina con más de un millón de habitantes.

Entre las conclusiones generales, el estudio nos muestra que el 97,6% de los gobiernos analizados tiene una cuenta oficial o institucional de Facebook, el 90,2% tiene una cuenta en YouTube y el 85,4% tiene una cuenta en Twitter, siendo ya su presencia menor en otras redes sociales no tan masivas.

cuentas-redes

En cuanto a los líderes locales, hay más alcaldes con cuentas de Twitter (80,5%) que de Facebook (78%).

tuits-alcaldes-mapa

En el análisis por países, vemos que Colombia es el país más activo en Twitter, mientras que Brasil es el que más postea en Facebook.

posteo-paises

Estos son solo algunos datos generales de un excelente estudio como decíamos mucho más exhaustivo,  que analiza también las temáticas tratadas y su correspondencia con los intereses ciudadanos, los diferentes usos de las redes sociales, las respuestas en la gestión de crisis, la conformación de los equipos de gestión de redes, etc. Un estudio, en suma, que merece la pena consultar para conocer el nivel y las perspectivas de avance en la integración de las administraciones latinoamericanas en esa nueva Era de la Colaboración.

El estudio se puede descargar en formato PDF –en versión completa o resumen– en la web del proyecto: gobernauta.org.

22 diciembre, 2014 - No Comments!

NDItech DemTools, herramientas open source para el gobierno abierto

Fundado en 1983, el National Democratic Institute (NDI) es una organización que se define como "no partidista, no gubernamental y sin fines de lucro, que trabaja para apoyar y fortalecer las instituciones democráticas en todo el mundo a través de la participación ciudadana, la transparencia y la rendición de cuentas del gobierno".

Dentro de sus actividades, NDI tiene un laboratorio tecnológico en el que se adscribe la web NDItech DemocracyWorks. Y dentro de ésta presentan DemTools, un conjunto de aplicaciones open source para el gobierno abierto. Unas herramientas que sus creadores dicen haber diseñado pensando en las necesidades de las organizaciones civiles de los países en desarrollo para "resolver algunos de los problemas más habituales con que se enfrentan los ciudadanos interesados en trabajar para mejorar sus sociedades".

Estas herramientas son:

CiviMP

Construida sobre CiviCRM, plataforma de la que ya hablamos aquí, CiviMP pretende facilitar a los miembros del Parlamento el contacto con sus electores. Con esta herramienta –explican en NDItech–, los legisladores pueden seguir fácilmente las solicitudes de los ciudadanos, mientras que los informes automatizados monitorizan con qué frecuencia se producen diferentes tipos de problemas y la rapidez con que se resuelven.

demtools-civimp

CiviParty

También desarrollado sobre CiviCRM, CiviParty permite a los partidos políticos y las organizaciones civiles llegar a grandes audiencias para establecer contactos, organizar eventos o realizar encuestas y mantener un seguimiento de esas actividades. Funciones de gestión de datos que, según NDItech, antes solo estaban disponibles para grandes campañas políticas y que ahora esta herramienta pone al alcance de cualquier organización.

demtools-civiparty

Elections

La función de la herramienta NDItech Elections es analizar información electoral. El sistema procesa los informes enviados por observadores en los colegios electorales y analiza los datos de manera instantánea. Los expertos pueden así detectar tendencias, señalar problemas y mantener una comunicación directa con los observadores. Una herramienta, también, para verificar que las elecciones han sido libres y justas.

demtools-elections

The Issues

The Issues permite a los candidatos electorales presentar ante los ciudadanos sus posiciones en temas clave. La presentación se realiza a través de vídeos alojados en YouTube, y los electores pueden votar las propuestas, realizar preguntas a los candidatos o entablar debates entre ellos. Las declaraciones de los candidatos también se pueden compartir a través de las redes sociales, abriendo así nuevas vías de comunicación.

demtools-issues

 

3 noviembre, 2014 - 1 comment.

CiviCRM, una plataforma web para campañas políticas

En un anterior artículo hablábamos en general de las plataformas CRM (Customer Relationship Management) y su vertiente de uso para ONG y organizaciones políticas, donde son conocidas como soluciones de Constituent Relationship Management. Tratamos hoy sobre una de estas plataformas, CiviCRM, altamente valorada en rankings y comparativas CRM.

CiviCRM es un software CRM basado en web, de código abierto, desarrollado para cubrir las necesidades de las organizaciones civiles sin ánimo de lucro, pero también utilizado por organizaciones políticas, a menudo en webs para campañas electorales.

La primera buena noticia al acceder a la página de descarga del software –en mi opinión– es que nos encontramos con diferentes versiones para su integración en los CMS (Content Management System) más populares: WordPress, Drupal y Joomla. El código de este software se puede obtener, por otra parte, en SourceForge. Y también ofrecen la alternativa de contratar alojamiento web y la plataforma preinstalada en proveedores de hosting especializados en CiviCRM. Entre ellos Civi-Go, radicado en Barcelona.

Entre las funciones que encontramos en CiviCRM están la gestión de contactos, donaciones, comunicaciones, campañas de promoción, eventos, informes, etc. La web de la plataforma incluye una página con un listado completo de esas funciones, así como otra que nos aconseja cómo evaluar las necesidades de nuestra organización a la hora de usar una solución CRM.

Como complemento a esas funciones primarias de CiviCRM, encontramos extensiones y módulos que añaden nuevas funcionalidades al sistema, desarrollados por miembros de la comunidad de usuarios de este software.

Entre los múltiples casos de estudio que se listan en la web de CiviCRM es difícil encontrar ejemplos de uso político directo, ya que la mayoría corresponden a organizaciones civiles. Uno de los proyectos políticos listados es el de la web del New York State Senate, donde en una página, que con acierto dedican a describir la tecnología usada en el sitio, citan a CiviCRM entre el software utilizado. Un caso que también se analiza en la web de CiviCRM.

ny-ss

Quizá la escasez de ejemplos se deba a ese uso mayoritario de CiviCRM, en comunicación política, para campañas electorales, cuyas webs desaparecen tras las correspondientes elecciones. En algún foro, aunque a día de hoy ya no se puede comprobar, se señala que webs de campaña de Barack Obama y Hillary Clinton, entre otras, usaron CiviCRM.

No obstante, intentaremos, en próximos posts, traer algún caso concreto, así como mencionar otras plataformas habitualmente usadas para el desarrollo de webs políticas.

 

13 octubre, 2014 - 3 comments

Breves apuntes para la construcción de una web de campaña

Dos siglas nos han de resultar familiares a la hora de enfrentarnos a la creación de una web de campaña, CMS y CMR:

Ambos sistemas serán la base sobre la que cimentar la construcción de la web, pero deberemos tener también en cuenta otras cuestiones que Laura Packard (@lpackard) analiza en un artículo en PowerThru Consulting. Citamos aquí algunos de sus consejos:

  • Un primer consejo, que comparto plenamente, es no usar uno de los ahora omnipresentes carruseles en los que se deslizan imágenes u otros contenidos. Como bien apunta Packard, las investigaciones demuestran que no tienen mucho tráfico más allá de la primera diapositiva. Quedan muy monos, eso sí, pero en la práctica sencillamente no funcionan.
  • Packard aconseja también tener claros los objetivos de la web antes de comenzar a construirla. En relación con esto, yo añadiría que es importante definir previamente, con claridad, la estructura de contenidos del sitio. Entre otras cosas, por ejemplo, establecer qué elementos deseamos que los usuarios encuentren con facilidad. Relegar el acceso a un formulario que nos facilitará los datos de los electores a un item de un submenú dentro de un menú desplegable puede no ser muy buena idea.
  • Pensar en la audiencia que tendrá el sitio es otro buen consejo. Como Packard explica, en el caso de una web de campaña la mayoría de usuarios serán electores ya convencidos, no votantes indecisos. La labor de atraer a estos últimos a la web debe realizarse en otros ámbitos, como las redes sociales.
  • La capacitación del equipo que va gestionar la web también es importante. Debemos asegurarnos de que los miembros de ese equipo poseen todos los conocimientos necesarios para administrar y actualizar la web con facilidad. De no ser así, conviene integrar los talleres de formación entre los requerimientos previos del proyecto.
  • Por último, tras haber publicado nuestra web, nos quedan dos tareas importantes, protegerla y promoverla. Protegerla, en cuanto a realizar copias de seguridad periódicas de la base de datos y tomar las medidas necesarias para prevenir posibles hackeos. Promoverla, tanto en la vertiente de publicitarla como en el aspecto de cuidar que cumpla con las recomendaciones SEO para una correcta indexación en los motores de búsqueda.

Estos son solo algunos consejos de entre los que Laura Packard regala en su artículo, mucho más amplio, y que nos sirven para iniciar un camino al que seguro regresaremos, el de analizar los múltiples aspectos que confluyen en la creación de una buena web de campaña.

 

 

6 octubre, 2014 - 3 comments

Plataformas CRM: Customer vs Constituent

CRM (Customer Relationship Management) son las siglas que en el mundo de la empresa identifican a las soluciones de software para la gestión de las relaciones con los clientes. Unas siglas que con una ligera variación en los términos que representan –Constituent en lugar de Customer– sirven también para definir soluciones informáticas similares al servicio de las ONG o las organizaciones políticas.

El matiz es importante. Las organizaciones sociales sin ánimo de lucro y las de objeto político no pueden ver a quienes las apoyan como "clientes" (customers), sino como colaboradores o, en el caso de la política, electores o votantes (constituents). De ahí que para este tipo de organizaciones CRM se convierta en Constituent Relationship Management.

La dinámica de ambos CRM –Customer y Constituent– es similar. En los dos casos se trata de gestionar las relaciones con personas, ya de manera colectiva o individual. En definitiva, son herramientas que vienen a facilitar los contactos que antes se mantenían mediante correo, llamadas telefónicas, puerta a puerta o en campañas presenciales, offline. Pero a causa del matiz ya mencionado –cliente frente a colaborador o elector– presentan también algunas diferencias.

La potencia de estas soluciones está en la gestión avanzada de bases de datos. De hecho, a veces se publicita este software como solución "todo en uno" para bases de datos. Esta potencia representa la fuerza de los CRM, pero también, en cierta forma, su debilidad. Aunque por diseño muy flexibles, los CRM suelen requerir una buena dosis de personalización con el fin de satisfacer las necesidades específicas de cada organización.

Ese proceso de personalización necesita, a su vez, de una estrategia bien definida y un equipo de supervisión para el diseño a medida. Sin embargo, una vez que el proceso ha concluido, la organización dispondrá de un sistema que se adapte a sus necesidades sin el coste o la complejidad de la construcción de una base de datos personalizada desde cero. Y dado que campos y módulos se pueden añadir con relativa facilidad, un buen CRM será capaz de adaptarse a nuevos procesos implementados por la organización sin demasiadas complicaciones.

El siguiente gráfico del software CRM Blackbaud resume las utilidades básicas de estas plataformas:

blackbaud

En un próximo artículo trataremos ya en concreto de una de las plataformas de Constituent Relationship Management mejor valoradas.