fbpx

23 enero, 2015 - 1 comment.

¿Te crees los sondeos electorales publicados por los medios de comunicación?

Un sondeo electoral, en manos de un estratega, es una de las herramientas más poderosas que puede tener. Esta herramienta mide el pulso social, el humor social, y como ya sabemos, todo lo que es medible es transformable. En términos hipocráticos sería la radiografía del paciente a tratar.

Por otro lado, un sondeo en manos de un periodista es una oportunidad de titular, y en manos de un medio de comunicación, una oportunidad de editorial: el dato que te permite fijar una opinión.

Este post queda muy lejos de hacer valoraciones críticas sobre la profesionalidad tanto de los que elaboran las encuestas como de aquellos que las publican, ni tampoco vamos a poner en tela de juicio la calidad de los sondeos, tan sólo nos vamos a centrar en los datos.

Para nuestro experimento hemos seleccionado dos medios de comunicación: El Mundo y El País, y los sondeos preelectorales de Sigma Dos y Metroscopia, que han publicado respectivamente durante el último trimestre de 2014.

sondeos

Observamos que ambos medios coinciden en un avance de posiciones de la izquierda, sin embargo el caballo ganador difiere bastante, como también difieren sus mensajes.

Mientras los lectores de El Mundo deberían tener un miedo atroz por un posible vuelco electoral en el que Podemos le roba el Gobierno al PP, los lectores de El País podrían estar relativamente tranquilos al ver cómo de forma progresiva el líder del PSOE se va posicionando como vencedor.

Como ven, las realidades que dibujan ambos medios de comunicación son distintas, por eso al equipo de Redlines nos gusta siempre poner en cuarentena este tipo de publicaciones. Nosotros tan sólo nos fiamos de los sondeos cuyo proceso de elaboración conocemos desde el principio hasta el final, desde el diseño de la muestra hasta el análisis de los datos.

Y tú, ¿de quién te fías?

 

22 diciembre, 2014 - No Comments!

NDItech DemTools, herramientas open source para el gobierno abierto

Fundado en 1983, el National Democratic Institute (NDI) es una organización que se define como "no partidista, no gubernamental y sin fines de lucro, que trabaja para apoyar y fortalecer las instituciones democráticas en todo el mundo a través de la participación ciudadana, la transparencia y la rendición de cuentas del gobierno".

Dentro de sus actividades, NDI tiene un laboratorio tecnológico en el que se adscribe la web NDItech DemocracyWorks. Y dentro de ésta presentan DemTools, un conjunto de aplicaciones open source para el gobierno abierto. Unas herramientas que sus creadores dicen haber diseñado pensando en las necesidades de las organizaciones civiles de los países en desarrollo para "resolver algunos de los problemas más habituales con que se enfrentan los ciudadanos interesados en trabajar para mejorar sus sociedades".

Estas herramientas son:

CiviMP

Construida sobre CiviCRM, plataforma de la que ya hablamos aquí, CiviMP pretende facilitar a los miembros del Parlamento el contacto con sus electores. Con esta herramienta –explican en NDItech–, los legisladores pueden seguir fácilmente las solicitudes de los ciudadanos, mientras que los informes automatizados monitorizan con qué frecuencia se producen diferentes tipos de problemas y la rapidez con que se resuelven.

demtools-civimp

CiviParty

También desarrollado sobre CiviCRM, CiviParty permite a los partidos políticos y las organizaciones civiles llegar a grandes audiencias para establecer contactos, organizar eventos o realizar encuestas y mantener un seguimiento de esas actividades. Funciones de gestión de datos que, según NDItech, antes solo estaban disponibles para grandes campañas políticas y que ahora esta herramienta pone al alcance de cualquier organización.

demtools-civiparty

Elections

La función de la herramienta NDItech Elections es analizar información electoral. El sistema procesa los informes enviados por observadores en los colegios electorales y analiza los datos de manera instantánea. Los expertos pueden así detectar tendencias, señalar problemas y mantener una comunicación directa con los observadores. Una herramienta, también, para verificar que las elecciones han sido libres y justas.

demtools-elections

The Issues

The Issues permite a los candidatos electorales presentar ante los ciudadanos sus posiciones en temas clave. La presentación se realiza a través de vídeos alojados en YouTube, y los electores pueden votar las propuestas, realizar preguntas a los candidatos o entablar debates entre ellos. Las declaraciones de los candidatos también se pueden compartir a través de las redes sociales, abriendo así nuevas vías de comunicación.

demtools-issues

 

18 diciembre, 2014 - 5 comments

Innovando las campañas electorales con Canvas

Hace ya unos cuantos meses, cuando comenzamos a pensar en poner en marcha Redlines, la pregunta fundamental a la que queríamos responder era: ¿Qué valor diferencial podemos aportar a un sector como el de la consultoría política e institucional?

Sin duda la  experiencia del equipo directivo en estas lides era un punto a favor, pero no  suficiente en un mercado tremendamente competitivo, y tras unas cuantas semanas emborronando documentos compartidos con ideas, diagramas y unos cuantos DAFOs, hubo cinco ideas que surgieron de ese magma:  Redlines tenía que aportar a sus clientes cinco elementos: Innovación, creatividad, planificación, metodologías ágiles y procedimientos trazables. Y todo eso en un sector hasta ahora básicamente artesanal.

Una campaña electoral, a pesar de que a los cursis les guste hablar de estrategia, reside básicamente en un plan, un plan que  casi tiene que caber en un folio. Un plan que tiene que responder a una idea sencilla: "¿Cual es la razón que va a llevar a un ciudadano a levantarse de la cama el domingo e ir al colegio electoral a depositar su voto?", es decir, ejecutar una acción concreta en un momento acotado en el tiempo.

Nuestra experiencia previa nos decía que pocas cosas existen más caóticas que una campaña electoral, un castillo de naipes de complejos equilibrios en el que siempre resulta complicado alinear sensibilidades, visiones e intereses, y apostamos por innovar desde el minuto uno aplicando una metodologia que nos permitiese tener una visión global de la campaña, sus procesos, targets,  objetivos, flujos de información y resultados previstos.

Y ahí entra Canvas, un sistema dimensionamiento y planificación estratégica de negocios digitales diseñado por Alex Osterwalder  y que ha servido como modelo a muchas  start-up de éxito y con el que hemos trabajado en diversos ámbitos.

Como describe Angel Mindondo, Canvas describe los fundamentos mediante los cuales una organización realiza elecciones estratégicas para la creación, captura y distribución de valor, a través de la entrega de productos y/o servicios a sus clientes, obteniendo una rentabilidad, tanto para la propia organización como para la sociedad donde opera. Algo, como ven, bastante similar a una campaña electoral, con las siguientes virtualidades:

- Establece qué valor se entrega a los ciudadanos y qué valor puede generar con ese intercambio.

- Identifica las principales variables que pueden sostener el éxito  y analiza la coherencia que existe entre ellas.

- Integra las principales elecciones y consecuencias que condicionan la estrategia  con interdependencia de variables

- Impulsa las ventajas competitivas del candidato  con formatos más difíciles de copiar por la competencia

- Ayuda a construir un lenguaje común para entender la campaña, realizar análisis de la competencia y afrontar la innovación

Pues bien, con unos ligeros cambios metodológicos y de enfoque, este es el método, dividido en nueve bloques, con el que estamos ayudando a nuestros clientes en el kick-off de su campaña electoral, y que tras unas semanas de trabajo nos permite observar de un solo vistazo buena parte de ese primer plan que define una campaña electoral.

Celecciones

 

 

18 noviembre, 2014 - No Comments!

Guía práctica para abrir gobiernos

A diferencia del gobierno electrónico, cuyas características, procesos, espacios, virtudes y defectos son evidentes, el Gobierno Abierto se ha situado en el imaginario colectivo como una nebulosa etérea que, al menos de momento, nadie ha sido capaz de aterrizar de forma completa y coherente, lo que está poniendo grave peligro la misma existencia del concepto #OpenGov más allá de una marca bajo la que cabe todo.

Si repasamos los el plan de acción de España en  la Open Government Partnership de Naciones Unidas, veremos que bajo la marca "Gobierno Abierto" el nuestro gobierno ha colado desde la posibilidad de crear una empresa en 24 horas o poder solicitar las ayudas de la PAC on line, que a pesar de ser ideas interesantes de gobierno electrónico, nada tienen que ver con el Gobierno Abierto.

Hagamos un pequeño ejercicio, pongámonos por un momento en los zapatos de un responsable político recién elegido que cree en la transparencia y  la participación, un político que quiere abrir su gobierno atendiendo a los criterios del gobierno abierto. ¿Que hoja de ruta debe seguir?, ¿Que manual sigue?, ¿Por donde empieza?, ¿Que herramientas elige?, ¿Quien le ayuda de forma integral?

Durante las últimas semanas he planteado estas dudas a un grupo de profesionales del sector, especialistas cada uno de ellos en alguna de las especialidades del gobierno abierto con perfiles desde lo más académico hasta lo más práctico, y con la ayuda y el impulso de Goberna América Latina y Telefónica vamos a ponernos a la obra para dibujar esa Guía práctica para abrir gobiernos,  un Manual de transparencia y participación para gobernantes y gobernados que sirva a  tanto políticos y funcionarios para trazar su propia hoja de ruta, como a hackers cívicos y ciudadanos en su labor de control.

El grupo de profesionales, además de un servidor, lo integran:

  • Mila Gasco, Directora adjunta del Centro de Innovación en Ciudades e investigadora principal del Instituto de Gobernanza y Dirección Pública ambos en ESADE
  • Alberto Ortiz de Zárate, ex-director de participación del gobierno vasco y consultor en transparencia y  Open Data de diversos organismos internacionales.
  • Pablo Díaz, tecnólogo y consultor especializado en procesos y aplicaciones de gobierno abierto
  • Rafa Rubio,Doctor en Derecho Constitucional, Profesor Titular y Director del Grupo de Investigación sobre participación y nuevas tecnologías en la Universidad Complutense de Madrid.

La idea es que el libro pueda salir de la imprenta durante el mes de Diciembre, estén atentos porque seguro que merece la pena.

 

 

3 noviembre, 2014 - 1 comment.

CiviCRM, una plataforma web para campañas políticas

En un anterior artículo hablábamos en general de las plataformas CRM (Customer Relationship Management) y su vertiente de uso para ONG y organizaciones políticas, donde son conocidas como soluciones de Constituent Relationship Management. Tratamos hoy sobre una de estas plataformas, CiviCRM, altamente valorada en rankings y comparativas CRM.

CiviCRM es un software CRM basado en web, de código abierto, desarrollado para cubrir las necesidades de las organizaciones civiles sin ánimo de lucro, pero también utilizado por organizaciones políticas, a menudo en webs para campañas electorales.

La primera buena noticia al acceder a la página de descarga del software –en mi opinión– es que nos encontramos con diferentes versiones para su integración en los CMS (Content Management System) más populares: WordPress, Drupal y Joomla. El código de este software se puede obtener, por otra parte, en SourceForge. Y también ofrecen la alternativa de contratar alojamiento web y la plataforma preinstalada en proveedores de hosting especializados en CiviCRM. Entre ellos Civi-Go, radicado en Barcelona.

Entre las funciones que encontramos en CiviCRM están la gestión de contactos, donaciones, comunicaciones, campañas de promoción, eventos, informes, etc. La web de la plataforma incluye una página con un listado completo de esas funciones, así como otra que nos aconseja cómo evaluar las necesidades de nuestra organización a la hora de usar una solución CRM.

Como complemento a esas funciones primarias de CiviCRM, encontramos extensiones y módulos que añaden nuevas funcionalidades al sistema, desarrollados por miembros de la comunidad de usuarios de este software.

Entre los múltiples casos de estudio que se listan en la web de CiviCRM es difícil encontrar ejemplos de uso político directo, ya que la mayoría corresponden a organizaciones civiles. Uno de los proyectos políticos listados es el de la web del New York State Senate, donde en una página, que con acierto dedican a describir la tecnología usada en el sitio, citan a CiviCRM entre el software utilizado. Un caso que también se analiza en la web de CiviCRM.

ny-ss

Quizá la escasez de ejemplos se deba a ese uso mayoritario de CiviCRM, en comunicación política, para campañas electorales, cuyas webs desaparecen tras las correspondientes elecciones. En algún foro, aunque a día de hoy ya no se puede comprobar, se señala que webs de campaña de Barack Obama y Hillary Clinton, entre otras, usaron CiviCRM.

No obstante, intentaremos, en próximos posts, traer algún caso concreto, así como mencionar otras plataformas habitualmente usadas para el desarrollo de webs políticas.

 

29 octubre, 2014 - No Comments!

Las tres primeras tareas para construir Gobiernos Abiertos

Durante los últimos meses he tenido la posibilidad de charlar con unos cuantos gobiernos regionales y municipales que han comenzado a explorar  la posibilidad de abrirse a la ciudadanía y a construir su propia versión de Gobierno Abierto.  Una intención sin duda loable y que habla bien de los responsables políticos que se han decidido a dar el paso.

Sorprendentemente, el inicio de casi todas esas conversaciones ha sido algo parecido a : Oye, tú que sabes de esto, ¿qué aplicaciones/plataformas tenemos que usar para ser un "Gobierno Abierto"?.  

Sin duda el avance tecnológico de los últimos años ha sido determinante para el desarrollo del paradigma del Gobierno Abierto, pero reducir su implantación a la selección de determinadas herramientas tecnológicas no deja de ser un error conceptual grave que puede herir de muerte cualquier sana intención de avanzar hacia la transparencia, la participación y la colaboración.

¿Cuáles son, por tanto, las tareas previas que debe plantearse un gobierno cuando quiere abrirse a la ciudadanía? Yo señalaría las siguientes:

  1. Pide ayuda a los ciudadanos: Sin complejos, utiliza tus canales de comunicación habituales para que la ciudadanía te ayude a descubrir cuáles son sus necesidades y prioridades, eso te ayudará a definir cuál debe ser tu hoja de ruta.
  2. Identifica a los intraemprendedores de tu gobierno: Los funcionarios son importantes, sin su concurso estás abocado al desastre, debes identifica a los que pueden ser motor de cambio en tu administración, muchos estarán encantados de poder ayudarte señalándote los cuellos de botella e implicándose en que todo salga bien.
  3. No pienses solo en tecnología: Cuando hablamos de Open Government hablamos básicamente de valores y de procesos, la selección o construcción de herramientas debe ser lo último....en el caso de que sea necesario, ya que en algunas ocasiones descubrirás que al menos a nivel municipal, la mejor participación puede ser siendo la presencial.

 

23 octubre, 2014 - No Comments!

Bloguear en jornada de reflexión no es delito

Atención blogueros: Bloguear en jornada de reflexión no es delito.

El PP de Extremadura y la junta electoral acusaban a Guillermo Fernández Vara de "saltarse a la torera la jornada de reflexión en las pasadas elecciones europeas":

El Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEX) ha desestimado la denuncia. Lo que sienta un precedente sobre la jornada de reflexión en los tiempos de Internet.

La jornada de reflexión la regula la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General.

Artículo 53. No puede difundirse propaganda electoral ni realizarse acto alguno de campaña electoral una vez que ésta haya legalmente terminado ni tampoco durante el período comprendido entre la convocatoria de las elecciones y la iniciación legal de la campaña. La prohibición referida a este último período no incluye las actividades habitualmente realizadas por los partidos, coaliciones y federaciones en el ejercicio de sus funciones constitucionalmente reconocidas y, en particular, en el artículo 20 de la Constitución.4 Esto implica que no es legal repartir propaganda ni pedir directamente el voto.

Es curioso que sea el mismo partido que denuncia "delitos electorales" el que pide que se elimine la jornada de reflexión:

Desde 2011, las primeras elecciones en las que irrumpió Twitter de manera masiva, el debate es continuo sobre si tiene sentido la jornada de reflexión hoy. Un estudio del CIS de ese mismo año revela que:

El 75,5 por ciento de los madrileños tenía decidido a qué partido votar en las últimas elecciones autonómicas del 22 de mayo antes de que comenzara la campaña electoral, que resultó indiferente para la elección de voto del 68,2 por ciento de los ciudadanos, según se desprende de una encuesta realizada por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) en la Comunidad de Madrid entre mayo y julio de este año.
Preguntados por cuándo decidieron el sentido del voto que finalmente llevaron a cabo, el 75,5 por ciento de los madrileños encuestados afirmó que 'hace bastante tiempo', frente al 11 por ciento que lo decidió 'durante la última semana de campaña' o el 8,6 por ciento que lo hizo 'el mismo día de las elecciones'. 
Leer más: ¿Influye la campaña electoral en la decisión de voto? - EcoDiario.es 

Con estos datos parece evidente que la jornada de reflexión no ayuda mucho a decidir el voto. Casi todo el mundo lo tiene decidido con anterioridad y solo quedan algunos indecisos que lo harán con la papeleta en la mano. Si a esto le sumas que es fácil controlar que 10 o 12 partidos no emitan sus mensajes en campaña, pero es del todo imposible controlar al 84% de los españoles que tienen a día de hoy acceso a internet, la jornada de reflexión se convierte en una absurda reminiscencia del pasado y decisiones como la del TSJEx lo ratifican.

Imagen: "Civic Federation Monthly Meeting -- Candidates Night", de Cliff, bajo licencia CC BY 2.0.

 

 

20 octubre, 2014 - 1 comment.

10 consejos para los políticos que gestionan su Twitter

1. Sé tu mismo. En twitter y fuera de él. Si cuando te bajas del escenario no saludas a tus militantes, no lo hagas en red. Construye una imagen que se parezca a ti. Evitarás decepciones.

2. Tuitea lo que no está en los medios: fotos de backstage, un viaje en tren... Cosas que enriquezcan tu conversación y que generen valor. Si vas a tuitear lo mismo que has dicho por la tele hazlo antes, como un contenido "premium" para tus lectores.

3. Twitter puede ser un fuente increíble para saber qué le ocurre a la gente. Utilizala para escuchar, no sólo para hablar.

4. ¿Quieres que tus followers hagan algo? pídeselo y ponlo fácil. Pon "call to actions" claros.

Hacerlo con un folio en blanco no siempre es buena idea

5. ¿Te interesa algo más que la política? Dilo, seguro que encuentras la manera de conectar con la gente. Si no tienes intereses, no te los inventes.

6. No abandones tu cuenta. Ella nunca lo haría.

Esta cuenta está ahora inactiva. Pero puedes seguirme en la cuenta @psmadrid.

7. Si tu twitter no lo llevas tú, lo mejor es que lo digas. Si no, puede que te pillen haciendo un "Rosa Díez". Si lo llevas tú, o quieres que parezca que lo llevas tú, no hables de ti en tercera persona. Se hace raro.

8. Puede que te equivoques. Nos pasa a todos. No hagas dramas. Pide perdón y sigue adelante, no dejes que se ponga el foco en el error.

9. No hace falta que sigas a todo el mundo, pero hay gente muy sensible con los unfollow. De los block ni hablamos.

10. En Twitter la ironía y el humor campan a sus anchas. Ríete, aunque sea de ti.

 

 

14 octubre, 2014 - No Comments!

Artur Mas y Rajoy, dos maneras de entender la comunicación.

En comunicación hay formas y formas.

Por un lado están aquellos políticos a los que contar, explicar su proyecto y su visión de las cosas, no sólo les parece justo sino que además disfrutan haciéndolo, y por otro lado están aquellos a los que la comunicación con la ciudadanía les resulta un mal innecesario fácilmente sustituible por las señales de humo, y que entienda el que sepa entender.

Entre estos últimos la figura de Mariano Rajoy destaca por encima de todas.

Rajoy tiene un plan secreto, y digo secreto porque no lo cuenta. Sabemos que ese plan algo tiene que ver con salir de la crisis, pero en ninguna ocasión desde que es Presidente de Gobierno ha dicho cómo lo piensa hacer, ni explica lo que hace, ni muestra a dónde quiere llegar, ya que sus apariciones en tele de plasma y la limitación a tres preguntas pactadas en las escasas ruedas de prensa pocas cosas nos aclaran.

Cuando obviamos referirnos a lo que queremos conseguir y a lo que hacemos para lograrlo, a los ciudadanos no les queda más remedio que enterarse viviendo en primera persona los efectos de las decisiones de Gobierno, en este caso la devaluación del país. Actitud que genera desconfianza y desafección hacia la política, germen del nacimiento de los Podemos, los Ganemos y los ‘Queremos’.

En contraposición a este tipo de gobernantes, están los que llamamos hipercomunicadores, como es el caso de Artur Mas.

Mas tiene un proyecto claro, con el que ustedes pueden o no estar de acuerdo, pero lo tiene y lo cuenta, y lo hace no sólo porque le interese que la Consulta esté en boca de todos, sino porque se siente cómodo ocupando el centro del tablero de juego, requisito desde mi punto de vista indispensable si eres el responsable de tomar las decisiones que nos afectan a todos. Prueba de ello son sus ya conocidas apariciones en programas prime time, sus múltiples apariciones públicas y sus decenas de ruedas de prensa con un número de preguntas ilimitadas, como la de hoy, en la que ha respondido a la prensa durante más de dos horas.

A fuerza de contar su visión sobre la independencia de Cataluña ha conseguido magnificar el sentimiento nacionalista y ocupar la agenda política nacional.

Para gobernar lo primero que se necesita es tener un proyecto, y cuando se tiene un proyecto se comunica, se cuenta, se argumenta y se defiende, en base a eso los ciudadanos votan; y señores, eso en algunos lugares se llama democracia.

 

 

13 octubre, 2014 - 3 comments

Breves apuntes para la construcción de una web de campaña

Dos siglas nos han de resultar familiares a la hora de enfrentarnos a la creación de una web de campaña, CMS y CMR:

Ambos sistemas serán la base sobre la que cimentar la construcción de la web, pero deberemos tener también en cuenta otras cuestiones que Laura Packard (@lpackard) analiza en un artículo en PowerThru Consulting. Citamos aquí algunos de sus consejos:

  • Un primer consejo, que comparto plenamente, es no usar uno de los ahora omnipresentes carruseles en los que se deslizan imágenes u otros contenidos. Como bien apunta Packard, las investigaciones demuestran que no tienen mucho tráfico más allá de la primera diapositiva. Quedan muy monos, eso sí, pero en la práctica sencillamente no funcionan.
  • Packard aconseja también tener claros los objetivos de la web antes de comenzar a construirla. En relación con esto, yo añadiría que es importante definir previamente, con claridad, la estructura de contenidos del sitio. Entre otras cosas, por ejemplo, establecer qué elementos deseamos que los usuarios encuentren con facilidad. Relegar el acceso a un formulario que nos facilitará los datos de los electores a un item de un submenú dentro de un menú desplegable puede no ser muy buena idea.
  • Pensar en la audiencia que tendrá el sitio es otro buen consejo. Como Packard explica, en el caso de una web de campaña la mayoría de usuarios serán electores ya convencidos, no votantes indecisos. La labor de atraer a estos últimos a la web debe realizarse en otros ámbitos, como las redes sociales.
  • La capacitación del equipo que va gestionar la web también es importante. Debemos asegurarnos de que los miembros de ese equipo poseen todos los conocimientos necesarios para administrar y actualizar la web con facilidad. De no ser así, conviene integrar los talleres de formación entre los requerimientos previos del proyecto.
  • Por último, tras haber publicado nuestra web, nos quedan dos tareas importantes, protegerla y promoverla. Protegerla, en cuanto a realizar copias de seguridad periódicas de la base de datos y tomar las medidas necesarias para prevenir posibles hackeos. Promoverla, tanto en la vertiente de publicitarla como en el aspecto de cuidar que cumpla con las recomendaciones SEO para una correcta indexación en los motores de búsqueda.

Estos son solo algunos consejos de entre los que Laura Packard regala en su artículo, mucho más amplio, y que nos sirven para iniciar un camino al que seguro regresaremos, el de analizar los múltiples aspectos que confluyen en la creación de una buena web de campaña.

 

 

6 octubre, 2014 - 3 comments

Plataformas CRM: Customer vs Constituent

CRM (Customer Relationship Management) son las siglas que en el mundo de la empresa identifican a las soluciones de software para la gestión de las relaciones con los clientes. Unas siglas que con una ligera variación en los términos que representan –Constituent en lugar de Customer– sirven también para definir soluciones informáticas similares al servicio de las ONG o las organizaciones políticas.

El matiz es importante. Las organizaciones sociales sin ánimo de lucro y las de objeto político no pueden ver a quienes las apoyan como "clientes" (customers), sino como colaboradores o, en el caso de la política, electores o votantes (constituents). De ahí que para este tipo de organizaciones CRM se convierta en Constituent Relationship Management.

La dinámica de ambos CRM –Customer y Constituent– es similar. En los dos casos se trata de gestionar las relaciones con personas, ya de manera colectiva o individual. En definitiva, son herramientas que vienen a facilitar los contactos que antes se mantenían mediante correo, llamadas telefónicas, puerta a puerta o en campañas presenciales, offline. Pero a causa del matiz ya mencionado –cliente frente a colaborador o elector– presentan también algunas diferencias.

La potencia de estas soluciones está en la gestión avanzada de bases de datos. De hecho, a veces se publicita este software como solución "todo en uno" para bases de datos. Esta potencia representa la fuerza de los CRM, pero también, en cierta forma, su debilidad. Aunque por diseño muy flexibles, los CRM suelen requerir una buena dosis de personalización con el fin de satisfacer las necesidades específicas de cada organización.

Ese proceso de personalización necesita, a su vez, de una estrategia bien definida y un equipo de supervisión para el diseño a medida. Sin embargo, una vez que el proceso ha concluido, la organización dispondrá de un sistema que se adapte a sus necesidades sin el coste o la complejidad de la construcción de una base de datos personalizada desde cero. Y dado que campos y módulos se pueden añadir con relativa facilidad, un buen CRM será capaz de adaptarse a nuevos procesos implementados por la organización sin demasiadas complicaciones.

El siguiente gráfico del software CRM Blackbaud resume las utilidades básicas de estas plataformas:

blackbaud

En un próximo artículo trataremos ya en concreto de una de las plataformas de Constituent Relationship Management mejor valoradas.

 

 

 

 

2 octubre, 2014 - 1 comment.

Mailing político: generando conexión emocional

Como en casi todo lo relacionado con el marketing político, Obama ha sentando un precedente revolucionario en cómo comunicarnos con los votantes o los militantes. El tiempo de estos correos ha acabado:

De: ORGANIZACIÓN

Asunto:  COMUNICADO DE

Estimados/as compañeros/as:

Adjunto os remito comunicación de la XXX para vuestro conocimiento e interés.

 Un saludo

 

Aunque algunos se nieguen a aceptarlo, hay que buscar la manera de conectar con la gente. Y si los partidos políticos son incapaces de conectar con sus propios militantes, menos lo serán con los ciudadanos.

A día de hoy, y por mucho que las redes sociales avancen, el correo electrónico es la manera más sencilla de llegar a la gente e incluso de emocionar a la gente

Algunos políticos –pocos– van un paso por delante y ya lo están haciendo.