All Posts in Comunicación

10 septiembre, 2015 - 2 comments

Madam Secretary o Hillary Clinton

Siempre he pensado que la serie Madam Secretary es una especie de acto de campaña pro Hillary Clinton para facilitar su camino hacia la Casa Blanca, no sé si esa es la intención de la CBS, pero al menos lo parece.

La serie nos muestra la importancia de una secretaria de Estado de media melena rubia, con gafas de pasta negra, ex miembro de la CIA y madre de familia, en el mantenimiento de la paz y la seguridad en EEUU derrotando todas las amenazas contra el mundo libre.

Por si nos quedara alguna duda de que la serie está inspirada en la figura de Hillary, en un ejercicio de anticipación a lo que hoy estamos viviendo, la serie envuelve a la protagonista en una oscura trama que le obliga a compartir información clasificada con su marido, fuera de todo protocolo, para que éste le ayude a resolverla.

(Ojo spoiler)

Para solucionar la situación, nuestra ficticia secretaria de Estado, atacada por compartir secretos con su familia, acepta primero el hecho de haber compartido material clasificado con su marido para apelar orgullosa después a su sacrificio personal dramatizando sus límites, dentro de los que se encuentran poner en riesgo a los suyos en pro de la seguridad nacional.

El nexo de unión con el escándalo de los mails de Hillary es inevitable: tanto en la realidad como en la ficción se cuestiona la capacidad de ambas mujeres para mantener los secretos en su sitio, a la vez que se les imputa el riesgo de poner en juego la seguridad de los EEUU.

“Si tienes que dar explicaciones, ya has perdido”, es una de nuestras frases de cabecera en Redlines. Si tienes que dar explicaciones es porque hay algo que no cuadra dentro de tu relato, es porque has dicho algo que no quisiste o debiste decir, o es porque se te acusa de haber hecho algo mal.

Es mejor no tener que darlas nunca, pero en política (y en la vida) lo normal es que tengas que hacerlo en algún momento. Y Hillary está en uno de esos momentos.

A Hillary se le achaca haber tratado asuntos de Estado desde su cuenta de mail personal, la cual carece de la seguridad necesaria para tratar este tipo de cuestiones. En una palabra, a Hillary se la “acusa” de incompetente en materia de Estado. Mencionar que es un golpe duro en su carrera por la candidatura sería una obviedad.

“La mejor forma de gestionar una crisis es prevenirla”. Esta afirmación también nos encanta. Y Hillary podía haberlo hecho de una forma tremendamente sencilla: utilizar una dirección profesional y otra personal (como hacemos la mayoría de los mortales).

El problema que tiene Hillary no es solo salir de esta crisis, sino demostrar que es una persona en la que se pueda confiar la seguridad nacional y la presidencia de los Estados Unidos de América.

Ya sabemos que la gestión anterior no da la victoria electoral, sin embargo la capacidad de proyectar la seguridad suficiente en tus votantes de que eres la persona idónea para dirigir sus vidas, sí.

Quienes seguimos la campaña de Hillary nos encontramos ayer con un mail en el que con un tono agradable y un estilo sencillo y directo, nos cuenta su historia, su versión de los hechos. Y no solo se queda ahí, reconoce su error por no usar dos cuentas de correo diferentes, la personal y la oficial, y asume la responsabilidad.

Resulta curioso que haya elegido el mail para gestionar una crisis creada precisamente por un mal uso del mismo.

El texto contiene con acierto 5 puntos necesarios en la gestión de cualquier crisis:

  • Tono directo: “I wanted you to hear this directly from me.”
  • Reconocimiento del error y asunción de la responsabilidad: “Not doing so was a mistake. I'm sorry about it, and I take full responsibility.”
  • Transparencia hacia las instituciones: “I want to be as transparent as possible. That's why I've provided all of my work emails to the government to be released to the public, and why I'll be testifying in public in front of the Benghazi Committee later next month.”
  • Transparencia hacia el ciudadano animando a plantear preguntas sobre el tema: “I understand that you may have more questions, and I am going to work to keep answering them. If you want to read more, including my emails themselves, please go here: https://www.hillaryclinton.com/emails/"
  • Cercanía: Hillary, siguiendo las normas de estilo implantadas en los mailings de la familia Obama, termina firmando con su nombre, sin apellidos, de la misma forma que probablemente termines tú cuando le escribes a un amigo.

A pesar del tino, esta crisis no se resuelve mediante un hecho aislado, este mail es solo una pieza de lo que esperamos sea un conjunto de acciones mucho más amplio. Echamos de menos la falta de argumentos para que sus grassroots puedan defenderla tanto en la barra del bar, en una conversación con amigos o en las redes sociales. Hillary necesita ahora una corriente de opinión favorable a ella.

Pero por encima de la estrategia hay cuestiones de otro ámbito que son igualmente determinantes. Se trata de la capacidad individual de aguantar la presión, de mantener el control sin responder a cada provocación o a cada insulto, de seguir hacia adelante con la cabeza y los pies en su sitio, sin humillaciones o arrogancias. Porque durante una crisis se juzga tu capacidad como dirigente, se juzgan tus valores y se juzga tu entereza, el saber salir cuando te ponen frente a las cuerdas, tu saber estar y mantener las formas. El reto es demostrar que eres una persona a la altura de las circunstancias.

Foto de cabecera: Flickr de Hillary For America bajo licencia Creative Commons (CC BY-NC 2.0)

16 junio, 2015 - 1 comment.

La peligrosa ingenuidad de Manuela Carmena

Se han escrito muchos análisis sobre la brillantez de la campaña de Manuela Carmena al Ayuntamiento de Madrid, sobre la creatividad de sus seguidores o sobre las excelencias de su equipo a la hora de gestionar las redes sociales en campaña.

Y a pesar de que buena parte de ello es cierto, sobre todo lo relativo a dar espacio a la creatividad de decenas de activistas, soy de los que piensa que de no ser por los dramáticos errores de la última semana de campaña de Esperanza Aguirre, que consiguieron hacer que buena parte del voto del PSOE optase por la candidatura de izquierdas con mejores posibilidades, ahora mismo estaríamos ante otro resultado muy diferente.

Pero vamos a lo que vamos, Manuela Carmena, tras prescindir de tener en su equipo un Dircom o un jefe de prensa (menudo ahorro), ha tardado 48 horas en tener "un problema de comunicación" que ha acabado con el cese del concejal Zapata tras una de las peores gestiones de crisis que recuerdo. Una gestión de crisis digna de ser estudiada en las facultades de comunicación como ejemplo de lo que NO hay que hacer:

  • Reacción lenta.
  • Sin análisis de la crisis ni estrategia aparente.
  • Sin un portavoz que sacase del foco a Carmena.
  • Con un solo canal de respuesta, las redes sociales.
  • Con una respuesta tan virulenta, mal concebida y peor ejecutada en las redes sociales que solo consiguió profundizar la crisis.

La conclusión parece evidente. Es más sencillo generar buzz en una campaña electoral, surfeando la ola cuando ésta viene a tu favor, que comunicar con eficiencia y profesionalidad desde una institución cuando esta ola de ilusión ya se ha desvanecido y lo que queda en los siguientes cuatro años son ataques y defensas posicionales.

Ya, ya sé que no es divertido, pero lo de gobernar suele ser bastante así, aburrido, estresante y feo, porque consiste en tomar miles de decisiones en cuatro años, decisiones que generan aplausos en unos y frustraciones en otros, y siempre, siempre, siempre, damnificados.

Manuela Carmena se ha convertido en un símbolo de cambio, y como tal debe actuar con responsabilidad, abandonando su adanismo y su ingenuidad cuanto antes y dotándose de herramientas y perfiles que mejoren su capacidad de llegada a la ciudadanía y le ayuden a superar todas las crisis políticas y de comunicación que se le presentarán en estos años.

Y sí, tendrá crisis, muchas crisis, solo hace falta leer los perfiles de su equipo de concejales para saber que de crisis va a andar sobrada.

8 junio, 2015 - No Comments!

Gobernauta: perfil de los gobernantes latinoamericanos en redes sociales

"Nos encontramos en los comienzos de la Era de la Colaboración", se explica en la presentación del estudio "El Gobernauta Latinoamericano", un exhaustivo análisis de la presencia en las redes sociales de los gobernantes latinoamericanos.

En esta nueva Era de la Colaboración –continúa la presentación– "el modelo de creación de valor se sustenta en la colaboración masiva entre iguales, en redes globales basadas en la confianza, la transparencia y el valor añadido que aportan las personas trabajando juntas". Y a partir de ahí –concluyen– "debemos construir los nuevos escenarios", para así "poder construir una nueva realidad institucional".

Como este estudio reconoce, los gobernantes saben ya que deben aprovechar el potencial que ofrecen las redes sociales y el análisis de datos. Pero no todos los gobiernos han sabido adaptarse a esta nueva realidad con la misma premura, y en los que el cambio fue temprano ya se impone un nuevo perfil de gobernante que deberá ir floreciendo en aquellos que recién inician el camino de la adaptación.

Son, como el estudio los denomina, los "gobernautas", líderes políticos capaces de promover la necesaria transformación de la administración pública y dispuestos a incorporar a la función pública una serie de nuevos valores: "transparencia, confianza, humildad, volatilidad y voluntad para co-crear nuevos caminos junto a la gente".

Para el estudio, dirigido por Mario Riorda (@marioriorda) y elaborado con la herramienta de escucha activa Cosmos, se han analizado 318 cuentas de Twitter, 87 cuentas de Facebook, 74.287 tuits y 15.001 posts de Facebook de entre 61 ciudades de América Latina con más de un millón de habitantes.

Entre las conclusiones generales, el estudio nos muestra que el 97,6% de los gobiernos analizados tiene una cuenta oficial o institucional de Facebook, el 90,2% tiene una cuenta en YouTube y el 85,4% tiene una cuenta en Twitter, siendo ya su presencia menor en otras redes sociales no tan masivas.

cuentas-redes

En cuanto a los líderes locales, hay más alcaldes con cuentas de Twitter (80,5%) que de Facebook (78%).

tuits-alcaldes-mapa

En el análisis por países, vemos que Colombia es el país más activo en Twitter, mientras que Brasil es el que más postea en Facebook.

posteo-paises

Estos son solo algunos datos generales de un excelente estudio como decíamos mucho más exhaustivo,  que analiza también las temáticas tratadas y su correspondencia con los intereses ciudadanos, los diferentes usos de las redes sociales, las respuestas en la gestión de crisis, la conformación de los equipos de gestión de redes, etc. Un estudio, en suma, que merece la pena consultar para conocer el nivel y las perspectivas de avance en la integración de las administraciones latinoamericanas en esa nueva Era de la Colaboración.

El estudio se puede descargar en formato PDF –en versión completa o resumen– en la web del proyecto: gobernauta.org.

3 febrero, 2015 - 1 comment.

Redlines lanza la primera academia online para la formación de políticos en España

Por primera vez, especialistas y profesionales de la comunicación asesorarán a los aspirantes de manera gratuita a través de internet.

Esta academia Online se complementará con cursos presenciales en Sevilla y Madrid.

La compañía especializada en estrategia y comunicación política, Redlines, lanzará durante este mes de febrero su academia para políticos. La cercanía de las elecciones municipales y autonómicas, más el deseo de acercar los consejos profesionales a las instituciones más cercanas a la ciudadanía, son la razón de ser de esta academia; online y gratuita, que asesorará semanalmente a los candidatos que lo soliciten.

“La democratización de la tecnología ha cambiado para siempre la manera en la que se hace política en España y en el mundo” –afirma César Calderón, CEO de Redlines–. “Por eso hemos creído necesario democratizar también las técnicas y el conocimiento que deben de emplearse en las campañas electorales y en la comunicación política, de manera que no queden sólo al alcance de las organizaciones que dispongan de más medios, o de la grandes empresas”.

Esta academia organizará, además, dos fines de semana de “Masterclasses” presenciales, impartidas por expertos, que se desarrollarán del 20 al 22 de febrero en Sevilla y del 13 al 15 de marzo en Madrid.

“Entendemos que la preparación de los representantes públicos es fundamental para la salud de nuestra democracia. En la Academia Redlines no nos centramos en la promoción de buenos candidatos, sino en la formación de buenos políticos para nuestra sociedad” –añade Ana Salazar, directora de la academia.

La academia de Redlines también desarrollará cursos de “Media Training”, para que portavoces y políticos aprendan a desenvolverse ante los medios, en actos públicos en el cara a cara con el electorado.

Redlines fue fundada en 2014 por especialistas en consultoría institucional, corporativa y política. Desde entonces, asesora a empresas, gobiernos y partidos políticos en Comunicación, Gobierno Abierto, Transparencia y Estrategia.

Más información sobre Redlines en redlines.es.

Más información sobre la academia en academia.redlines.es.

academia-home

23 octubre, 2014 - No Comments!

Bloguear en jornada de reflexión no es delito

Atención blogueros: Bloguear en jornada de reflexión no es delito.

El PP de Extremadura y la junta electoral acusaban a Guillermo Fernández Vara de "saltarse a la torera la jornada de reflexión en las pasadas elecciones europeas":

El Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEX) ha desestimado la denuncia. Lo que sienta un precedente sobre la jornada de reflexión en los tiempos de Internet.

La jornada de reflexión la regula la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General.

Artículo 53. No puede difundirse propaganda electoral ni realizarse acto alguno de campaña electoral una vez que ésta haya legalmente terminado ni tampoco durante el período comprendido entre la convocatoria de las elecciones y la iniciación legal de la campaña. La prohibición referida a este último período no incluye las actividades habitualmente realizadas por los partidos, coaliciones y federaciones en el ejercicio de sus funciones constitucionalmente reconocidas y, en particular, en el artículo 20 de la Constitución.4 Esto implica que no es legal repartir propaganda ni pedir directamente el voto.

Es curioso que sea el mismo partido que denuncia "delitos electorales" el que pide que se elimine la jornada de reflexión:

Desde 2011, las primeras elecciones en las que irrumpió Twitter de manera masiva, el debate es continuo sobre si tiene sentido la jornada de reflexión hoy. Un estudio del CIS de ese mismo año revela que:

El 75,5 por ciento de los madrileños tenía decidido a qué partido votar en las últimas elecciones autonómicas del 22 de mayo antes de que comenzara la campaña electoral, que resultó indiferente para la elección de voto del 68,2 por ciento de los ciudadanos, según se desprende de una encuesta realizada por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) en la Comunidad de Madrid entre mayo y julio de este año.
Preguntados por cuándo decidieron el sentido del voto que finalmente llevaron a cabo, el 75,5 por ciento de los madrileños encuestados afirmó que 'hace bastante tiempo', frente al 11 por ciento que lo decidió 'durante la última semana de campaña' o el 8,6 por ciento que lo hizo 'el mismo día de las elecciones'. 
Leer más: ¿Influye la campaña electoral en la decisión de voto? - EcoDiario.es 

Con estos datos parece evidente que la jornada de reflexión no ayuda mucho a decidir el voto. Casi todo el mundo lo tiene decidido con anterioridad y solo quedan algunos indecisos que lo harán con la papeleta en la mano. Si a esto le sumas que es fácil controlar que 10 o 12 partidos no emitan sus mensajes en campaña, pero es del todo imposible controlar al 84% de los españoles que tienen a día de hoy acceso a internet, la jornada de reflexión se convierte en una absurda reminiscencia del pasado y decisiones como la del TSJEx lo ratifican.

Imagen: "Civic Federation Monthly Meeting -- Candidates Night", de Cliff, bajo licencia CC BY 2.0.

20 octubre, 2014 - 1 comment.

10 consejos para los políticos que gestionan su Twitter

1. Sé tu mismo. En twitter y fuera de él. Si cuando te bajas del escenario no saludas a tus militantes, no lo hagas en red. Construye una imagen que se parezca a ti. Evitarás decepciones.

2. Tuitea lo que no está en los medios: fotos de backstage, un viaje en tren... Cosas que enriquezcan tu conversación y que generen valor. Si vas a tuitear lo mismo que has dicho por la tele hazlo antes, como un contenido "premium" para tus lectores.

3. Twitter puede ser un fuente increíble para saber qué le ocurre a la gente. Utilizala para escuchar, no sólo para hablar.

4. ¿Quieres que tus followers hagan algo? pídeselo y ponlo fácil. Pon "call to actions" claros.

Hacerlo con un folio en blanco no siempre es buena idea

5. ¿Te interesa algo más que la política? Dilo, seguro que encuentras la manera de conectar con la gente. Si no tienes intereses, no te los inventes.

6. No abandones tu cuenta. Ella nunca lo haría.

Esta cuenta está ahora inactiva. Pero puedes seguirme en la cuenta @psmadrid.

7. Si tu twitter no lo llevas tú, lo mejor es que lo digas. Si no, puede que te pillen haciendo un "Rosa Díez". Si lo llevas tú, o quieres que parezca que lo llevas tú, no hables de ti en tercera persona. Se hace raro.

8. Puede que te equivoques. Nos pasa a todos. No hagas dramas. Pide perdón y sigue adelante, no dejes que se ponga el foco en el error.

9. No hace falta que sigas a todo el mundo, pero hay gente muy sensible con los unfollow. De los block ni hablamos.

10. En Twitter la ironía y el humor campan a sus anchas. Ríete, aunque sea de ti.

14 octubre, 2014 - No Comments!

Artur Mas y Rajoy, dos maneras de entender la comunicación.

En comunicación hay formas y formas.

Por un lado están aquellos políticos a los que contar, explicar su proyecto y su visión de las cosas, no sólo les parece justo sino que además disfrutan haciéndolo, y por otro lado están aquellos a los que la comunicación con la ciudadanía les resulta un mal innecesario fácilmente sustituible por las señales de humo, y que entienda el que sepa entender.

Entre estos últimos la figura de Mariano Rajoy destaca por encima de todas.

Rajoy tiene un plan secreto, y digo secreto porque no lo cuenta. Sabemos que ese plan algo tiene que ver con salir de la crisis, pero en ninguna ocasión desde que es Presidente de Gobierno ha dicho cómo lo piensa hacer, ni explica lo que hace, ni muestra a dónde quiere llegar, ya que sus apariciones en tele de plasma y la limitación a tres preguntas pactadas en las escasas ruedas de prensa pocas cosas nos aclaran.

Cuando obviamos referirnos a lo que queremos conseguir y a lo que hacemos para lograrlo, a los ciudadanos no les queda más remedio que enterarse viviendo en primera persona los efectos de las decisiones de Gobierno, en este caso la devaluación del país. Actitud que genera desconfianza y desafección hacia la política, germen del nacimiento de los Podemos, los Ganemos y los ‘Queremos’.

En contraposición a este tipo de gobernantes, están los que llamamos hipercomunicadores, como es el caso de Artur Mas.

Mas tiene un proyecto claro, con el que ustedes pueden o no estar de acuerdo, pero lo tiene y lo cuenta, y lo hace no sólo porque le interese que la Consulta esté en boca de todos, sino porque se siente cómodo ocupando el centro del tablero de juego, requisito desde mi punto de vista indispensable si eres el responsable de tomar las decisiones que nos afectan a todos. Prueba de ello son sus ya conocidas apariciones en programas prime time, sus múltiples apariciones públicas y sus decenas de ruedas de prensa con un número de preguntas ilimitadas, como la de hoy, en la que ha respondido a la prensa durante más de dos horas.

A fuerza de contar su visión sobre la independencia de Cataluña ha conseguido magnificar el sentimiento nacionalista y ocupar la agenda política nacional.

Para gobernar lo primero que se necesita es tener un proyecto, y cuando se tiene un proyecto se comunica, se cuenta, se argumenta y se defiende, en base a eso los ciudadanos votan; y señores, eso en algunos lugares se llama democracia.

2 octubre, 2014 - 1 comment.

Mailing político: generando conexión emocional

Como en casi todo lo relacionado con el marketing político, Obama ha sentando un precedente revolucionario en cómo comunicarnos con los votantes o los militantes. El tiempo de estos correos ha acabado:

De: ORGANIZACIÓN

Asunto:  COMUNICADO DE

Estimados/as compañeros/as:

Adjunto os remito comunicación de la XXX para vuestro conocimiento e interés.

 Un saludo

 

Aunque algunos se nieguen a aceptarlo, hay que buscar la manera de conectar con la gente. Y si los partidos políticos son incapaces de conectar con sus propios militantes, menos lo serán con los ciudadanos.

A día de hoy, y por mucho que las redes sociales avancen, el correo electrónico es la manera más sencilla de llegar a la gente e incluso de emocionar a la gente

Algunos políticos –pocos– van un paso por delante y ya lo están haciendo.

25 septiembre, 2014 - 1 comment.

La televisión es nutritiva

Una de las polémicas más interesantes de la pasada semana se produjo cuando el recién elegido Secretario General del PSOE, Pedro Sánchez, comenzó a aparecer en programas de entretenimiento en diversas televisiones, desatando un debate furibundo en el que se mezclaban razonamientos políticos, personales, e incluso en algunos casos, estético-deportivos.

Una vez pasado el calor del debate, la cuestión importante a dilucidar solo puede ser una: ¿Es útil/inteligente para un político aparecer en programas televisivos de entretenimiento? Y la respuesta solo puede ser una, evidentemente si. Y mucho.

Si volvemos por un momento al caso de Pedro Sánchez, en sus tres apariciones televisivas acumuló casi nueve millones de espectadores, es decir, consiguió entrar de forma amable en las casas de casi el 20% de la población española sin oponente de otro partido que le ponga en un aprieto e incluso pudiendo mostrar su faceta más humana. Un gol por la escuadra en toda regla que consiguió además poner muy nerviosos a otros políticos especializados en artes mediáticas y de luenga cabellera.

Sin embargo, y como la felicidad no puede ser completa, un par de datos vienen oscurecer esta hermosa luna de miel, ya que a pesar de que la televisión sigue siendo el medio de masas por excelencia para la mayoría de los españoles, cada vez lo es menos, sobre todo para los más jóvenes. De hecho y según los datos recientemente publicados por la prestigiosa consultora Nielsen, el consumo de televisión se desmorona entre los más jóvenes en nuestro país de forma acelerada.

El último estudio realizado por Nielsen sobre hábitos y consumo de televisión, donde se puede observar que las personas de entre 18 y 24 años ven una media de 19 horas semanales la televisión, algo que supone un descenso del 21% respecto a los datos de 2013. Este último dato corresponde al segundo semestre de 2014 y supone descenso de dos horas y media respecto al mismo periodo de 2013 y de una hora menos de consumo que el año anterior.

Es decir, que desde 2012 hasta hoy, los menores de 25 años ven cinco horas semanales menos de televisión, o lo que es lo mismo, 45 minutos menos cada día. Con éste ya son 10 los trimestres consecutivos con descensos en el consumo de televisión de los jóvenes.

El sobresalto se produce cuando cruzamos estos datos con el último barómetro del CIS que muestra  las intención directa de voto por tramos de edad y que coincide de forma casi matemática con los de Nielsen, dibujando un panorama en el que el comportamiento electoral de los jóvenes por debajo de 25 años, los que menos ven la televisión, está nítidamente diferenciado del de sus mayores.

BuNIjlwCMAAEg6M

Por tanto, coincidirán conmigo en que si un partido político quiere conectar con ese tramo de edad, deberá hacer algo más que salir en la televisión. Una televisión que como cantaba Aviadro Dro sigue siendo nutritiva, pero no tanto.

Contextos:

Imagen de cabecera:

23 septiembre, 2014 - 1 comment.

Cómo dimitir con elegancia

El discurso de dimisión de Alberto Ruiz Gallardón es uno de los más acertados y elegantes que hemos escuchado hasta ahora. Con serenidad y firmeza el Ministro de Justicia saliente expone de forma ordenada, clara y concisa los motivos de su decisión de abandonar la cartera ministerial.

Veamos su discurso paso a paso:

  • Agradecimientos a su equipo: primero las personas que han trabajado con él día a día, donde se forjan las confianzas, las confidencias y quizá también las amistades. Palabras que desde el comienzo suenan a despedida.
  • Anuncio de la noticia: ‘De esta introducción deducirán ustedes que lo que vengo a anunciarles es mi dimisión...’
  • Asunción de toda la responsabilidad: "No he tenido la capacidad de tirar adelante ante las cortes un anteproyecto de ley que habíamos aprobado en Consejo de Ministros"
  • Agradecimientos a sus compañeros de Gobierno: a pesar de su renuncia proyecta la cohesión del Gobierno del que hasta ahora ha formado parte.
  • Pide disculpas a la oposición si se hubiera sentido ofendida en algún momento con su discurso: elegancia con el adversario.
  • Renuncia a su escaño en el Congreso y a cualquier cargo, abandonando toda actividad política.
  • Agradecimientos al Presidente de Gobierno: habiendo sido aprobado su Anteproyecto de Ley en el Consejo de Ministros, en el momento que el Presidente Rajoy retira dicho Anteproyecto, Gallardón pierde toda su legitimidad, sin embargo sigue mostrando lealtad hacia su líder con unas palabras creíbles de agradecimiento.
  • Renuncia a cualquier cargo del partido: demostración de coherencia, dimite con todas sus consecuencias y en todos los ámbitos de la política.
  • Gallardón termina su intervención manifestando su confianza en lo que las generaciones futuras podrán hacer de España: conecta con la renovación generacional que se está dando en el país y abre una puerta a la esperanza de que esa renovación llegue también a su partido.

Alberto Ruiz Gallardón

Un discurso estupendo deslucido en cierto sentido por una puesta en escena añeja e incoherente, rodeado de pan de oro, cortinajes y blasones, que poco tienen que ver con un discurso moderno de renovación política y asunción de responsabilidades en pleno siglo XXI. En comunicación, el escenario también es parte del mensaje.

Fuentes:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies