30 noviembre, 2015 - 2 comments

Debates, poker y el juego de expectativas

De todas las suertes que componen una campaña electoral, sin duda la que pone los pelos de punta a los candidatos es la del debate televisivo.

Mientras en el resto de los momentos de campaña están rodeados por su equipo, en un debate el candidato está solo, expuesto y desamparado en un escenario que no domina y lo que es peor, a escasa distancia de sus mayores enemigos.

En Redlines hemos tenido la oportunidad - y el reto- de participar en la preparación de un buen número de debates con candidatos de todo tipo y condición, y si algo hemos aprendido es que un debate es básicamente un juego de expectativas. Si consigues que tus rivales vayan al debate con la vitola de ganadores antes de haber abierto la boca, ya tienes hecha la mitad del trabajo, porque cualquier acierto del tuyo será interpretado como una genialidad, y cualquier mínimo error del contrario será casi como el desmoronamiento del muro de Berlín.

El debate que veremos esta noche entre Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera va a discurrir por un cauce complejo para el candidato del PSOE, ya que mientras que Iglesias y Rivera están peleando por electorados diferentes, es decir, no entran en conflicto, ambos quieren seguir comiendo del goloso pastel que es el electorado socialista, uno por su derecha y otro por su izquierda.

Iglesias y Rivera ni siquiera tienen que entrar en conflicto, les basta con bombardear a Sánchez cada uno desde su posición ideológica para conseguir sus objetivos, mientras que Sánchez se va a encontrar con la titánica tarea de defender su posición contra dos debatientes que no creo que vayan a perder el tiempo arreándose entre ellos cuando tienen un premio mucho más jugoso si confrontan con Sánchez.

Curiosamente la ventaja de Sánchez, que también la tiene, son sus bajas expectativas. Todo el mundo ha visto ya debatir en un par de ocasiones y hacerlo realmente bien a Rivera e Iglesias, lo que en el imaginario colectivo les otorga unas expectativas más altas, lo cual será un serio problema para ambos si Sánchez consigue mete un par de buenos puños inesperados y manda a la lona a alguno de sus adversarios. Y le basta con hacerlo una vez.

Termino con una anécdota que me contó un veterano y respetado consultor político con muchos debates a sus espaldas: "Mira Calderón, los debates a tres se parecen mucho una partida de Poker, si cuando vas a sentarte en la mesa no sabes quién es el primo, lo más probable es que lo seas tu".

Published by: César Calderón Avellaneda in Comunicación, Estrategia

Comments

Fperea
30 noviembre, 2015 at 6:09 pm

Estimado Calde:
Hoy Sánchez Castejón tiene la oportunidad de noquear a Rivera, es ahí donde puede arañar una bolsa de votos importante. El voto a Iglesias está más estable y Sánchez no causa entusiasmo en ese vector del censo electoral.
Gracias y un cordial saludo.

Guillermo Sánchez Castañón
1 diciembre, 2015 at 11:40 am

De acuerdo contigo 100%, de hecho has acertado al 100. Mientras Sánchez “defienda” y haga gala del “legado” socialista desde sus inicios, desde Felipe Gonzalez hasta Zapatero, está abriendo una brecha donde pueden pegar duro Iglesias y Rivera. Su electorado ya lo tiene ganado, no es necesario ahondar en el legado de libertades, etc, conseguido, porque en el imaginario colectivo “ese” legado es un legado difícil de adjudicar a unos u otros, es, digamos, un legado de la democracia y no se paran a analizar, los indecisos sobre todo, quién lo trajo. Recordar “otros tiempos” creo, es perjudicial, los indecisos no quieren ni oír hablar de anteriores etapas, los nuevos aires necesitan de nuevas ideas o nuevos planteamientos, mantener un discurso donde la piedra angular sea “lo que hicimos” es meterse en el mismo saco de lo que muchos “aborrecen”.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies